Banda: EL LEGADO
Título: EL LEGADO
Referencia: EBR-LP000
Formato: LP (gatefold) + CD + POSTER + POSTAL
Art: JULEN CANCERBERO
Edición Limitada: 500 COPIAS

Canciones:

TU VERDAD
ASCO Y PENA
AS DE PICAS
EN LA NOCHE ESTA EL CALOR
ZIPPO Y GASOLINA
VAMOS A JUGAR CON FUEGO

BANDERA NEGRA
LES VENCISTE
CON ANIMO DE OFENDER
SUCIAS MENTIRAS
BURNING FOR YOU
CALABOZO 7359

Fecha Lanzamiento: 21.07.2015








Qué difícil es conseguir que el rock & roll punk suene bien. Qué difícil es que no suene hecho una pasta, amazacotada y espesa, donde la voz pronuncia supuestas e ininteligibles arengas (en el mas puro estilo J. Mª Sanz) que no llegan más allá de las enseñanzas que nos aclaraban en “Barrio Sésamo”... ya sabes, “Lejos” ..”Cerca”, “Arriba... ”Abajo”. Qué difícil. En fin, fue encontrar una banda que no se conformase con sonar guarro simplemente por que no sabía tocar mejor. Para mí, el primer albúm de Clash fue una mierda. De los Damned mejor ni hablar. Y la segunda ola... dios, aquello fue peor. Exploited, Anti-Nowhere League y no sigo. El punk inglés era punk de turista. En los USA se acercaron más al asunto, pero... pero de todas maneras no sé que coño hago hablando de punk. El Legado van mucho más allá..
Tendrán unas pinceladas, pero lo suyo es Desperate Rock, supurando killerío por todas las heridas, adelantando a los Tators, a codazos y en plena curva,
jugándose el hostión a cara y cruz (Y, desde hace unos días, puedo decir que hablo con propiedad). Hasta hace poco, El Legado tenía que luchar contra los
típicos elementos empeñados en chafarte la guitarra; problemas de sonido, de ecualización, de cosas con nombres raros que quedan muy bien a la hora de
escurrir el bulto. Pero cuando han podido agarrar por los cuernos a un sello discográfico que sabía entender su idiosincrasia, el cielo de los infiernos se ha
abierto.
Tal vez a más de uno se le abrirán las carnes, pero ahora El Legado suena Americano. Riffarama en Technicolor, y bajo cada butaca un sofisticadísimo sistema de sensurround que hará vibrar especialmente las partes sobre las que nos sentamos... tanto ellas como ellos.
Sí, siento tener que recurrir a una frase sobada, pero no hay otra que la supere: ahora El Legado suenan.. DE LUJO.
Algunos temas conocidos como “Zipo y Gasolina”, el legendario “Burning For You” o “Calabozo 7359” han sido sometidas a un reapriete de juntas que roza el límite. Y de las nuevas poco voy a decir por que no se pueden comparar con el sonido que El Legado se curraban antes. Ahora no hay dudas. TODOS los
instrumentos están a un palmo de tu cara, listos para soltarte el sopapo de tu vida, ese que marca tan o más profundo que un tatuaje.
... Y yastá, qué más puedo decir. La banda nunca sonó tan limpia y potente, tan agresiva y desafiante; Julen canta mejor que nunca, y se ha trabajado las
letras como nunca había hecho. Y... ¿Que? ¿Que porqué este disco se llama simplemente EL LEGADO? No sé como te atreves a preguntar eso, en serio. Venga, va.
Si todo ha funcionado como debería ser, ahora es el momento en que en tus orejas va a petar “Tu Verdad”, Exclusiva total por deferencia de El Legado y El Beasto. Y que el Diablo os coja confesados...

Oriol Llopis





Durante mucho tiempo, las líneas y el bramido del Kill Dozer fueron inconfundibles. Incluso nos sentíamos capaces de reconocer el gorgotear del combustible cuando el depósito, ávido de pura vida, mamaba ansioso lo que entraba por el embudo..
No, ni había ni se trataba de daños estructurales. Claro que, en cuestión de aerodinámica, llevar por delante un rodillo de asfaltar el macadam de la carretera es, como mínimo frustrante.
La maquinaria, el sistema de engrase había succionado hasta el último grumo de grasa. El aceite del motor se había literalmente EVAPORADO, llevado al punto límite de ebullición. Embarrado hasta las trancas, con el líquido de freno convertido en agua sucia, descubrías que la aguja del cuentarrevoluciones se había encastrado por toda la eternidad en la alarmante línea roja. Ya podías tantear, golpear cautelosa o brutalmente el cristal: en tu fuero interno sabías que eso no era sino una desatendida invocación a los Brujos... líneas telefónicas saturadas, pruebe mas tarde.
Así que Julen y los suyos taparon al monstruo con una gigantesca lona negra y empujaron y empujaron y empujaron hasta introducir la máquina en un túnel de viento (del que, por cierto, la USAF yanqui sigue negando su existencia).
Cerraron las pesadas compuertas y El Legado pareció fundirse con la bruma de la hora más oscura.
Y no, aquella noche no hubo truenos, ni relámpagos, ni rayos láser enloquecidos balanceándose al ritmo de los anillos de Saturno. Pero cuando amanecía y El Legado abrió de nuevo los portales, muchas cosas habían cambiado. Ahí seguía, omnipresente, la bola ocho en llamas, ardiendo con mas ira y furia que nunca. En cuanto al resto... los cromados iluminaban por sí solos las paredes de la nave; y La Máquina había mutado en un Indy car de principios de los ’70, cuando la aerodinámica pasó a ser un factor determinante. PENETRACIÓN llevada al límite. Los componentes -la música, los instrumentos... la voz... BAM !! todo al frente, en primer plano. Y cada
elemento está milimétricamente situado en su carril, sin posibilidad de embarullarse, tropezar o provocar rascadas en los piñones de la caja de cambios.
El Legado brilla, centellea, cada elemento en primer plano, pulido y bruñido como jamás estuvo.
Puedes escuchar con detalle como ronronea cada pieza, cada tema, cada instrumento... el turbo Ofenhauser ha sido desechado. Ya no es necesario, teniendo en cuenta que las panzas laterales que albergan el combustible rebosan lox, esa barbaridad que ideó algún químico y que se compone de alcohol y oxígeno, transformado de gas en liquido por el procedimiento de bajar la temperatura hasta los 148º bajo cero. Hay que oírlo cuando está repostando... es como un aullido de mil coyotes bajo la luna del desierto de Mojave, allá donde Chuck Yeager alcanzó por primera vez la velocidad Mach 1.. empleando precisamente ese combustible asesino.
El Legado han apretado las juntas al máximo. Van más follaos que nunca, y jamás sonaron tan nítidos, tan decididos. No titubean ni por un momento, no hay ni rastro de indecisión en esas andanadas que son “Tu Verdad”, “Vamos A Jugar Con Fuego”, “Asco y Pena” o “Con Ánimo de Ofender”... Todo en modo velocidad terminal. Y ahora es cuando se plantea la cuestión. Serás capaz de introducirte en el cockpit, a pesar de que en lugar de acelerador encontrarás un wha-wha que se retuerce como si le hubieses pisado la cola a una Cobra Real?
Tú, pequeño punk-a-roller... ¿Te atreverás, bajo ese cielo gris apocalíptico y nuclear... ¿Te atreverás a correr las 500 millas de HIROSHIMA?

Oriol Llopis

 

FONDO DE CATALGO!!! APROVECHA LOS SUPER PRECIOS!!!!

 

 

 

PUEDES CONSEGUIR NUESTROS DISCOS EN LAS SIGUIENTES TIENDAS Y CATALOGOS:
 

BARCELONA:

DAILY RECORDS (Carrer De Les Sitges, 9)

ON-LINE:

EL BEASTO SHOP

 

FRANCIA:

442em Rue Records

 

 

eres el visitante nº contador de visitas

 

EL BEASTO RECORDINGS P.O. BOX 2023 15001 A CORUÑA SPAIN alberto@elbeasto.com