1


THE LORDS OF ALTAMONT
(USA)

WEB

PERIODO GIRA:








FECHA SALA POBLACION HORA PRECIO INFO
           



Jake Cavaliere es ya un personaje legendario en la escena Garage mundial. Desde muy pequeño podemos encontrarlo relacionado de una u otra forma con algunas de las mejores bandas del género, hasta dar forma a su banda perfecta, The Lords Of Altamont.

“Comencé a tocar el órgano cuando era un adolescente. Fue a raíz del episodio Adios Johnny Bravo de La Tribu De Los Brady. Por entonces estaba muy metido en el Garage y la Psicodelia, así que me compré un órgano, era algo cool. Ya sabes, 96 Tears y todas esas canciones. Una banda de San Diego se enteró de que tenía el órgano y me preguntaron si quería tocar con ellos. Les dije que en realidad no sabía hacerlo, pero no les importó, me animaron a que lo intentase”.

La banda se llamaba The Witch Doctors y publicarían varios singles y un Lp (Witchdoctors A Go-Go) en el prestigioso sello Dionysus Records en 1994.
En esa misma época, 1993, pasaría de forma fugaz por los Untamed Youth de Deke Dickerson.

“Lo de Untamed Youth fue un periodo muy corto. Esos tíos son unos músicos jodidamente asombrosos. Me sentía como un jamelgo al lado de Deke y Mace. La primera vez que los vi en directo todavía tocaba con los Witch Doctors y abrimos su concierto. ¡¡Esos tíos me volaron la cabeza!! ¡¡Me dejaron boquiabierto!! Untamed Youth eran una de las mejores bandas que existían en su momento”

Su siguiente banda serían The Fuzztones, con los que graba tres de sus discos clásicos: Braindrops (1991), Monster A Go-Go (1992) y Lysergic Ejaculations (1994). The Fuzztones se toman un respiro que Jake aprovecha para entrar en los Bomboras, sin duda una de las bandas más salvajes de los noventa, que solían salir a tocar en directo disfrazados de monstruos y dar por finalizados sus conciertos prendiendo fuego a su equipo, algo que Jake suele repetir de vez en cuando a día de hoy. También de esa época conserva para los Lords la idea de tener a go-go’s bailando en el escenario durante el concierto.

Los Bomboras publicarían un puñado de discos que continúan siendo considerados piedra angular del sonido Surf de los noventa.
“The Crossfires de Los Angeles fueron la plantilla principal para los Bomboras. Son sin duda el mejor grupo de Garage-Surf de todos los tiempos. Sus discos no eran tan buenos, pero la energía estaba ahí. Aparte de ellos, nos inspiramos más en discos que en bandas. El Surf en los sesenta no duro mucho debido a la British Invasion. “Ventures in space” de los Ventures es un disco asesino, nos encantaba “Surfing Hootenanny” de Al Casey. Y por supuesto no nos podemos olvidar de Dick Dale, él fue quien lo empezó todo con la ayuda de Larry Collins de los Collins Kids”
En 1999 Rudi Protrudi reúne a los Fuzztones y Jake vuelve a la banda acompañado del guitarrista de los Bomboras,  Johnny DeVilla. La presencia de los dos bomboras se deja notar en el sonido de los Fuzztones, que se acerca al Surf, pero se mantendrían sólo para algunos conciertos y la grabación de un single. La mala relación de Jake con Rudi hace que abandone la banda junto a DeVilla para dar forma a su propia idea de entender el Garage y bañarlo en sus propias influencias, no siempre musicales. Han nacido The Lords Of Altamont!

“Como banda de Surf, los Bomboras estábamos demasiado encasillados. Intentábamos añadir algo de Garage cuando podíamos, pero no dejábamos de pensar, ¿cuánto tiempo vamos a seguir tocando canciones como las de Dick Dale? En la furgoneta escuchábamos a Love, Stooges y MC5. Queríamos tocar algo más duro”.

Los Lords se forman en 2000 en Los Angeles para buscar ese equilibrio entre la tradición Garage-Rock más purista y el sonido más cercano al Hard-Rock y el Punk.

 “En realidad no cambiamos tanto. Está todo relacionado, es cultura de los sesenta y la progresión de la escena es natural. El último disco de los Bomboras se iba a llamar Land Of The 1%ers, pero a Rob Zombie -dueño del sello Zombie a Go-Go en el que lo editaron- no le gustó la idea, así que cambiamos el nombre por Head Shrinkin Fun. La última grabación que hicimos para Del-Fi se llamó Planet Of The Apehangers. Como ves, ya estaba todo ahí. Además yo quería mantener algo del elemento Surf en los Lords. A veces uno ha de volverse un poco loco para mantenerse cuerdo. Nos volvimos muy duros para los amantes del Surf y demasiado flojos para los fans del Rock & Roll. Pienso que hemos encontrado nuestro sitio a día de hoy.

Nos dimos cuenta de que no pegábamos con esos chavales de Beat Boots y guitarras Rickenbacker, pero tampoco con los seguidores de Nashville Pussy o Supersuckers. Queríamos introducirnos en medio de esos dos extremos. Éramos más profesionales que muchas bandas Low-fi y no tan duros como las bandas de Punk-Rock. No teníamos un plan diseñado pero lo que nos interesaba era el sexo, el rock&roll y la fiesta, ya sabes. Motos y Hot Rods, chicas y guitarras, ese es nuestro mantra”.

El nombre de la banda alude al infame concierto de 1969 en el Altamont Speedway del norte de California. Un concierto gratuito que se suponía iba a ser el Woodstock de la Costa Oeste, que fue organizado por los Rolling Stones y en el que tocaban entre otros Santana y Jefferson Airplane pero que se fue al garete por la violencia desatada, homicidio incluido. El concierto, documentado en la película Gimme Shelter, supuso el final de la inocencia en el rock&roll.

“Altamont supuso un gran cambio en la cultura. Marcó el final del Flower-power, el verano del amor y la escena hippie para dejar paso a una sensibilidad más dura y peligrosa en el Rock&Roll. Fue un día simbólico y pensamos que el nombre resumía el concepto de la banda. El nombre puede molestar a alguna gente, pero creo que el Rock&Roll debería buscar eso, debe ser sexy, peligroso y hostil”.

En su búsqueda del sonido Garage perfecto (crudo, desatado, distorsionado, agresivo), los Lords están muy metidos en los pedales de efectos. De hecho la banda ha llegado a fabricar algunos pedales de Fuzz propios. Cavaliere es el propietario de una tienda de guitarras en Burbank, Primitive Sound. Tienda en la que conoce a Michael Davis, bajista de MC5 y que formará parte de los Lords más adelante.

Mientras que el Garage-Rock en USA se ha convertido en una música con un número limitado de fans, en Europa es donde los Lords cuentan con sus admiradores más ardientes. “El noventa por ciento de nuestras giras tienen lugar en Europa, que es donde realmente se aprecia este estilo de música. Intentar hacer giras por USA es muy duro. Ya no somos adolescentes, no vamos a cumplir veinte años. Es duro estar conduciendo todo el día, llegar a un bar y que te paguen 150 dolares, que hay que repartir entre ocho. Intentamos elegir las batallas en las que luchar. Sin embargo en Europa por ejemplo el circuito de festivales el realmente bueno. Hemos abierto para los Who por ejemplo, que siempre había sido un sueño para mí. Tocamos con los Madness delante de 50.000 personas, fue flipante”.

“Nosotros tocamos los mismos acordes que se tocaban en 1966, con el mismo equipo, el mismo sonido Fuzz y la misma actitud. Una vez que descubres el sonido Garage no tienes ya escapatoria. Si tocas una guitarra Fender en un ampli Vox y subes el volumen hasta la distorsión, algo que no es nada difícil de hacer, recibirás esa ráfaga directamente desde los 60s que te enganchará para siempre”

Otra característica de la banda es su relación con la cultura biker. “Yo diría que estamos más relacionados con el mundo de las películas de motoristas que con los motoristas en sí. Cada vez veo más claro que los motoristas más hardcore no tienen los mismos intereses que nosotros. Nosotros conducimos coches antiguos. Estamos interesados en la cultura de los años sesenta y setenta. El estilo de vida del rock and roll es similar a la cultura de los motoristas: sexo, drogas y rock and roll. Lo que me molesta de los clubes de motoristas es que poseen y conducen Choppers para ser libres y no estar sujetos a las normas, pero deben seguir sus propias reglas. No creo que eso sea tener un libre pensamiento y estar fue de la ley. En el escenario, en cambio, yo puedo hacer lo que quiera”.

“A los Clubs de bikers les gustan las peleas. Se vuelve difícil montar una banda de este tipo que no pertenezca a un Club y sirva para apoyarlos. Nos gusta que todas las bandas y todos los rockers disfruten con los Lords. Es parecido a elegir a un equipo de fútbol, puedes acabar hasta el cuello de mierda. Lo que nosotros apoyamos es el estilo de vida de los bikers, que es paralelo a la vida del rock’n’roll. Pero cabalgamos con todos”.

En 2002 publican To Hell With The Lords Of Altamont, su cartel de presentación y un disco que les coloca desde el primer minuto en el mapa del Garage-Rock mundial más salvaje. Sus directos se convierten en verdaderas orgías de Fuzz, energía, sudor y adrenalina.

Visitan nuestro país por primera vez en 2004 para presentar ese disco y formar parte del Festimal. Concierto para el recuerdo!

Un año después publican Lords Have Mercy. “La portada es algo intimidante, quizá también un poco sexy. A las chicas les gustan los chicos malos. La cadena que aparece es la que sirve para encadenar la guitarra de Poison Ivy cuando The Cramps están de gira”. Por esa época Jake trabaja para los Cramps como road manager.

A lo largo de los años los cambios de formación han sido constantes, pero el sonido, la idea y el espíritu de la banda se ha mantenido inamovible. “No intentamos reinventar la fórmula. Si lo hiciéramos, ¡acabaríamos con basura como Papa Roach o el Rap Metal! Bandas como MC5 o The Stooges marcaron el camino. Nosotros nos limitamos a mantener encendida la llama. El Rock&Roll no es viejo para nada. Mira la música clásica, todavía sobrevive. ¡Esa sí es música vieja! El Rock&Roll se reinventa cada vez que un chico compra Funhouse o High Time”

Su siguiente trabajo es The Altamont Sin de 2008. “¡Nos encanta el disco! Es el mejor hasta ahora, con mucha variedad de principio a fin. Nada comercial, pero haciendo un Garage Rock&Rroll mucho más instruido. El tema Gods And mosters es mi favorito. Lo grabamos en el estudio de Woody Jackson, en el Cañón Nicholas de Hollywood Hills. Probablemente uno de los mejores estudios de época/moderno que he visto nunca. Tiene la consola Nueman original de los estudios Chess que usaron los Rolling Stones, Mammas & The Papas, Howling Wolf… Debe tener un centenar de efectos fuzz diferentes de los sesenta y los setenta para elegir. Lo produjimos entre él y yo. Lo grabamos en cinta magnética (ampex 2’’) y lo masterizamos digitalmente. Nos divertimos mucho grabando con Woody, tiene mucho talento. Nos gusta mucho Lords Have Mercy pero era hora de avanzar. Ahora todo gira en torno al pecado de Altamont! El nuevo disco ha vuelto a reclutar a Johnny DeVilla y ahora contamos con Mike Davis de MC5 al bajo. Estamos muy contentos como banda y eso se refleja en el álbum, se nota desde el primer tema. ¡nos gusta rendir nuestros respetos a los grandes! En realidad lo hacemos para nosotros mismos. Don’t Slander me de Roky Erickson, No Love Lost de Warsaw -grupo germen de Joy Division- al estilo Link Wray y Gun Called Justice de los Lords Of The New Church. A la gente le va a gustar el giro que le hemos metido a estos temas. Fue una progresión natural incluir a Michael Davis. Vivimos a tres kilómetros de distancia. Estaba listo para los Lords desde hace unos años. Sé que Mike es una leyenda, pero además ahora es un Lord. No podemos prestar demasiada atención al hecho de que estuviera en una de nuestras mayores influencias de todos los tiempos. Mike quiere trabajar y quiere rockear. ¡Y así va a ser!. Mike como compañero de grupo es estupendo. Es como uno de nosotros, simplemente uno más. Me gustan sus historias de hoguera de campamento sobre los lejanos días con los MC5. Es una montaña de conocimiento. Pero lo mejor es su buena actitud para seguir haciendo Rock&Roll. ¡No quiere tocar Jazz! ¡Es un auténtico Punk!”

Michael Davis les abandona poco después por los problemas de salud que desgraciadamente tendrían la fatal conclusión que todos conocemos pero la banda se repone y continua constantemente en la carretera, tocando en directo casi a diario, sobre todo en Europa donde su número de fans se incrementa cada día. “Nuestro directo derrocha energía e intensidad. Contamos con un gran juego de luces y normalmente con una bailarina. En disco hacemos todo lo posible para sonar igual, pero habitualmente sonamos mejor en vivo. Si te gusta nuestra banda, es bueno que nos veas en concierto, que es cuando estamos en nuestra salsa. Creo que la gente que viene a nuestros shows se marcha satisfecha ¡y lista para iniciar un motín!”.

En 2011 aprovechan un parón para publicar sin duda su mejor obra hasta la fecha. Midnight To 666 es el título y en él puedes encontrar todo lo que los Lords han ido apuntando en sus anteriores trabajos pero todavía mejor, más intenso y pulido. No dejes de acudir a su directo, sin duda uno de los mejores que puedes ver sobre un escenario a día de hoy!!!!

Discografía:

To Hell With The Lords Of Altamont (Lp, SFTRI, 2002)
Lords Have Mercy (Lp, Gearhead, 2005)
She Cried/The Split (7”, Fargo, 2005)
The Altamont Sin (Lp, Gearhead, 2008)
(Gettin High) On My Mystery Plane (7”, El Beasto, 2009)
Midnight To 666 (Lp, Fargo, 2011)

 

 
Rockandrollarmy.com: www.rockandrollarmy..com